Tu Hígado Se Sentira Como Nuevo - Abasolo

Jueves, 11 febrero 2010

Detalles del Anuncio

Ciudad: Abasolo, Tamaulipas
Operación: Venta
Precio: MXN 299

Información de contacto

Nombre Edgar
Número de Teléfono (0155)58461865

Descripción

Los extractos del Sibylum marianum (usualmente estandarizados a contener entre el 70 por ciento al 80 por ciento de silimarina) se usan a gran escala en la actualidad en las preparaciones farmacéuticas Europeas para enfermedades hepáticas. Sin temor a equivocarnos, podemos decir que la silimarina es una de las substancias conocidas más potentes como protectoras del hígado.
En repetidas ocasiones, se ha demostrado que la habilidad del cardo lechoso para prevenir la destrucción del hígado y mejorar la función hepática es principalmente el resultado de la acción de la silimarina de estimular el crecimiento de nuevas células hepáticas para reemplazar a las viejas células dañadas. El hígado puede ser dañado como resultado de algunas toxinas que producen o actúan como radicales libres. Los radicales libres son moléculas altamente reactivas que pueden dañar a otras moléculas, incluyendo a aquellas en las células. Una deducción clara es que la silimarina previene el daño de los radicales libres al actuar como un antioxidante. La silimarina es muchas veces más potente en su actividad antioxidante que la vitamina E. Se ha demostrado que la silimarina aumenta el contenido de glutatión del hígado arriba del 35 en sujetos sanos. El glutatión es responsable de desintoxicar un amplio rango de hormonas, drogas y substancias químicas.
El efecto protector de la silimarina contra el daño hepático ha sido demostrado en un número de estudios clínicos y experimentales. El daño hepático experimental en animales puede ser producido por tales diversos químicos tóxicos como el tetra cloruro de carbono, la galactosa mina, el etanol, el nitrato y el praseodinium. La silimarina ha demostrado que protege al hígado de todas estas toxinas.
Tal vez los efectos protectores más impresionantes de la silimarina son contra el envenenamiento severo de la Amanita phalloides (un hongo venenoso), un efecto que ha sido reconocido desde hace mucho en la medicina folclórica. La ingestión de A. phalloides o sus toxinas causa un envenenamiento severo y aproximadamente un 30 de las víctimas, mueren.
La silimarina ha demostrado resultados impresionantes en estos modelos experimentales. Cuando la silimarina se administra antes del envenenamiento con la toxina de la Amanita, fue 100 efectiva en prevenir la toxicidad. Aún si se da 10 minutos después de la administración de la toxina de la Amanita, contrarresta completamente los efectos tóxicos. Si se da dentro de 24 horas, la silimarina aún prevendrá la muerte y reducirá muchísimo la cantidad del daño al hígado.
Todos los pacientes con problemas del hígado que han participado en nuestros estudios clínicos, se han beneficiado del tratamiento con el cardo lechoso. Por eso, podemos afirmar que tal vez el efecto más interesante de los componentes del cardo lechoso sobre el hígado es su habilidad para estimular la síntesis de proteínas. Esta acción resulta en un aumento en la producción de células hepáticas nuevas. De esta manera, se reemplazan las células viejas. Curiosamente, la silimarina no tiene un efecto estimulador sobre el tejido hepático maligno.
La silimarina puede entonces utilizarse como un tratamiento coadyuvante en las enfermedades agudas y crónicas del hígado.
Para Mas Información Visítanos En httpwww.silimarie.com
Tel. 58 46 18 65
Cel. 55 51 83 26 42